La joven adolescente Bianca Andreescu se convirtió en la primera canadiense en ganar la Rogers Cup en 50 años, al hacerse con el título después de que Serena Williams se retirara mientras perdía 3-1.

La 23 veces campeona de Grand Slam, Williams, sufría una lesión en la parte superior de la espalda y la leyenda estadounidense no pudo continuar después de haberse quedado atrás por un break en la final.

A pesar del desafortunado final del partido, Andreescu, de 19 años, salió triunfante para alzar su segundo título de su temporada y de su carrera, después de su sensacional actuación en marzo para ganar el BNP Paribas Open.

Andreescu no había jugado un evento desde que le dio un walkover a Kenin en la segunda ronda de Roland Garros a finales de mayo, pero la estrella en ascenso logró su mejor forma durante una semana compitiendo frente a su ruidoso público, ganando sus primeros cuatro partidos en tres sets antes de un victoria en dos sets sobre Sofia Kenin en las semifinales y la victoria truncada sobre la cabeza de serie No. 8 Williams.

La estrella canadiense obtuvo tres victorias en el Top 10 en el evento, superando a la número 5 del mundo Kiki Bertens y la número 3 del mundo Karolina Pliskova antes del retiro del número 10 del mundo Williams en la final, y ahora tiene un impresionante récord de 7-0 contra el Top 10 jugadores en su carrera.

Actualmente ocupa el puesto número 27 del mundo, justo después de su récord personal en el puesto número 22, Andreescu será recompensada por su éxito con un debut en el Top 20 en el Ranking WTA el lunes. Se proyecta que ascienda hasta el No.14 del mundo.

Williams sobrevivió al punto de break para mantener su servicio en el primer juego del partido, pero Andreescu logró el break para el 2-1 después de forzar errores de la estadounidense, incluida una doble falta en el segundo punto de rotura del juego.

Andreescu usó una serie de golpes feroces para consolidar su break y pasar al 3-1, y después de ese juego, Williams inmediatamente se dirigió a su silla. La estadounidense, claramente adolorida, detuvo el partido, y Andreescu, quien ha sufrido semanas de inactividad este año debido a lesiones, se acercó rápidamente a la silla de Williams para consolarla y conversar con la tres veces campeona de la Rogers Cup.

Con información de WTA Español.

Kyrgios logra su segundo título de 2019 en Washington

Cada presentación del australiano Nick Kyrgios puede ser una montaña rusa de sensaciones y emociones y este domingo, durante la…

Ver más