Fuera de la cancha Victoria Azarenka es como cualquier otra chica de 26 años. Le gusta escuchar música, preferentemente rock, hip-hop y rithm&blues y ver a sus amigos. En algún tiempo fue pareja del estrafalario cantante Redfoo y se declara fanática de los Broncos de Denver, actuales campeones de la NFL.

Vika, la enemiga del ‘juego silencioso’, la que fue número uno del mundo al inicio de 2012, ganadora de dos Abiertos de Australia y dos medallas olímpicas en los Juegos de Londres (bronce en singles y oro en dobles mixtos).

Esa rubia de ojos azules que actualmente forma parte del top 15 de la WTA, disfruta además de algunos deportes acuáticos, como el surf y el paddle boarding, por ello le encanta pasar tiempo en Hawaii, cuando está fuera de competencia.

Azarenka es amante del mundo de la moda. Es conocida una anécdota suya cuando interrumpió una conferencia de prensa en el Abierto de Australia 2015 para pedirle a un periodista su opinión de su atuendo, que esa temporada incluía playeras de manga larga, algo que el periodista no vio muy conveniente.

Esa debilidad le viene de su madre, Alla, quien fue diseñadora de modas y con quien le gusta ir de compras por Nueva York, la que menciona como una de sus ciudades favoritas. Sus diseñadores preferidos son Gucci y Dior.

Por eso tampoco es de extrañar que Vika adore los zapatos, de los que tiene una gran colección. Y si a algo dedica tiempo cuando viste un outfit especial, es a vestir sus pies; sin importar que mida 1.83 metros, la bielorrusa es amante de los tacones, que le dan un toque coqueto y muy chic.

Es una tenista con mucho estilo, que además tiene cierta complicidad con las cámaras, por lo que no se le dificultó experimentar en el mundo del modelaje cuando apareció en una pasarela tailandesa en un desfile del diseñador Prapakas dedicado a mostrar la belleza de la seda de ese país.

Otra de sus aficiones es coleccionar ositos de peluche y escuchar música antes de sus partidos. La imagen de Vika con unos enormes audífonos entrando a la cancha es conocida mundialmente.

Con tanto ir y venir, la joven no se preocupa por desempacar sus maletas cuando llega a un hotel, es amiga de la practicidad y saca lo que va necesitando sin complicarse la vida.

Esa es Victoria Azarenka, quien lo mismo disfruta cocinar e ir a un karaoke que un triunfo de sus Broncos, la que está dispuesta a entregarse totalmente en la cancha para obtener la victoria y recuperar su sitio entre las mejores.

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED