El suizo superó en su debut en el Abierto de Australia 2017 a Jurgen Melzer

Volver para ganar. Esa era la consiga que perseguía Roger Federer cuando en julio del pasado año decidió dar un paso a un lado tras Wimbledon, para recargar la batería de cara a esta temporada. El suizo regresó este lunes en el Abierto de Australia para estrenarse en 2017 y lo hizo con una victoria en el último turno de la Rod Laver Arena sobre Jurgen Melzer por 7-5, 3-6, 6-2, 6-2 en dos horas y cinco minutos.
El No. 17 del Emirates Ranking ATP fue de menos a más. Aunque tardó en entrar al partido, cuando lo hizo fue para quedarse. En el primer set, Melzer fue el primero en firmar un break (2-4), pero Federer fue capaz de enlazar un parcial de 6-1, elevando su porcentaje de puntos ganados con el primer servicio al 88% y devolviendo 2 quiebres en tres oportunidades al austriaco.
El ex número 8 del mundo reaccionó cuando Federer ya estiraba la racha a 8-1, adelantándose con un nuevo break inicial. Sin nada que perder, Melzer se sintió más suelto en la pista, afinó desde el fondo de la pista y una serie de golpes cruzados con el revés fueron acompañándole en su camino hacia la remontada. Esta vez sería el de Viena quien devolvería el parcial de 6-1 al suizo. Era el primer set que Federer cedía en la primera ronda de un Grand Slam desde Wimbledon 2010 (vs Alejandro Falla).
Pero Federer volvió a tomar el mando de la situación para contener el empuje desde la línea de Melzer. Variando toda clase de golpes, acompañados con 10 subidas a la red, no tardó en recuperar la ventaja. Logró quebrar en 2 ocasiones de las 3 opciones de las que disfrutó para abrochar el tercer set (6-2) con autoridad. Una dinámica que conservó también en la cuarta manga, para concluir el choque con 34 golpes ganadores y 5 de 7 en oportunidades de break convertidas.
Una confesión. “Sentí nervios cuando el partido comenzó. Estuve bien durante todo el día, calentando cinco minutos con Jurgen. Me sentí bien”, explicó Roger tras el partido. Y es que al inicio del choque algo cambió. “Fue como: Whew, no es tan fácil como pensé que iba a ser”. Sin embargo, pudo darle la vuelta a la situación y acabar certificando la victoria. “Estoy contento de cómo trabajé hoy. Al final estoy bastante contento por cómo terminé, que es lo más importante”.
Una etiqueta desconocida. Federer compite en esta edición como cabeza de serie No. 17. El suizo no partía un Grand Slam lejos de los diez primeros favoritos desde el US Open 2002, cuando fue No. 13.
Y ahora un #NextGenATP. En la segunda ronda en Melbourne ya le espera la estrella estadounidense de la #NextGenATP Noah Rubin, que en su debut en esta edición del Abierto de Australia igualó su marca de 2016, derrotando a su compatriota Bjorn Fratangelo por 6-7(4), 7-5, 3-6, 6-2, 6-2. Federer no se ha enfrentado antes al jugador nacido en Long Island hace 20 años. ¿Qué sabes de él?, le preguntaron en rueda de prensa. “No mucho. Casi nada. Hoy lo vi un poco mientras estaba esperando para mi partido”.
Récords a la vista. Federer tiene delante la oportunidad de seguir firmando récords y marcas en la historia de este deporte. El suizo podría convertirse en el tercer hombre en ganar 5 títulos del Abierto de Australia, tras Novak Djokovic y Roy Emerson que comparten la cifra de seis coronas. Además, a sus 35 años y 174 días, Federer busca convertirse en el segundo más veterano en la Era Open en ganar un Grand Slam tras Ken Rosewall, que llegó a levantar el trofeo en Australia 2971 con 37 años y 62 días.

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED