Thomas Muster, candidato para ingresar al Salón de la Fama en 2019

El International Tennis Hall of Fame dio a conocer el miércoles 22 de agosto la lista de nominados para ser considerados para la inducción de la Clase 2019. Ocho jugadores de siete naciones son candidatos en la nominación.
Los candidatos son el sueco Jonas Björkman, ganador de nueve títulos de dobles importantes y ex número uno del mundo de dobles; el español Sergi Bruguera, campeón de Roland Garros en 1993 y 1994; el croata Goran Ivanisevic, campeón de Wimbledon en 1998 y ex número 2 del mundo, así como el ruso Yevgeny Kafelnikov, ex número uno y medallista de oro olímpico.
Completando la terna masculina se encuentra el austriaco Thomas Muster, campeón de Roland Garros en 1995, ex número uno mundial y cuatro veces campeón del Abierto Mexicano de Tenis entre 1993 y 1996.
En el lado femenino, las candidatas son: la española Conchita Martínez, campeona de Wimbledon en 1994 y poseedora de 33 títulos individuales WTA; Li Na, la primera tenista China que ganó el Abierto de Francia (2011) y el Abierto de Australia (2014) y ex No. 2 del mundo; y la francesa Mary Pierce, campeona del Australian Open (1995) y Roland Garros (2000), y ganadora de 18 títulos individuales.
Ahora que la boleta electoral se ha establecido para la Clase de 2019, se presentará ante el Grupo de votación de la ITHF, que está formado por periodistas, historiadores y miembros del Salón de la Fama. Como novedad para este año, el proceso de elección también contará con un voto de los aficionados.
De esta forma, el Salón de la Fama del Tenis invita a los fanáticos del tenis de todo el mundo a votar en vote.tennisfame.com por el jugador que creen que merece la inducción. La votación comenzará el lunes 27 de agosto a las 7 a.m. Los mejores votantes en la votación de los fanáticos recibirán puntos de bonificación en su resultado general.
Los resultados de la votación de los fanáticos se anunciarán a principios de octubre. La clase de 2019 se anunciará en enero durante el Australian Open. La ceremonia de inducción se llevará a cabo en Newport el 20 de julio de 2019, junto con el Dell Technologies Hall of Fame Open.

Novak Djokovic, un campeón moderno para una edición memorable de Wimbledon

Con su dieta libre de gluten, su gusto por la meditación y su apetito por explorar los beneficios de la ciencia en su entrenamiento y tenis, Novak Djokovic bien puede ser considerado como el más moderno de los jugadores del tour. La noche del domingo 15, el serbio de 31 años demostró que también sabe de tradiciones cuando invitó cordialmente a Angelique Kerber a bailar durante la Cena de Campeones de Wimbledon.
Tal y como cuando invitó a Serena Williams a compartir la pista hace tres años, Djokovic dijo estar consciente de la tradición que el baile representa en la celebración final de Wimbledon, incluso cuando han transcurrido 42 años desde que Bjorn Borg y Chris Evert compartieron la primera pieza en 1976.
El ritmo de la música disco que acompañó el momento que Djokovic y Kerber compartieron sobre el escenario durante un par de minutos fue seguido por una ola de aplausos y porras por parte del público, quienes reconocieron así a los vencedores del torneo más importante del tenis.
Pero el conocimiento de Djokovic sobre las tradiciones va más allá, pues él mismo sabe que se ha ganado a pulso su lugar en la historia. Basta con saber que en los últimos 100 años solamente otros cuatro jugadores han ganado cuatro o más títulos en Wimbledon: Roger Federer (ocho), Pete Sampras (siete), Bjorn Borg (cinco) y Rod Laver (cuatro). A la vez, el campeón de 2011, 2014, 2015 y 2018 en el All England Tennis Club ha dado un paso adelante en la lista de máximos ganadores de torneos Grand Slam con su 13° trofeo, sólo detrás de Federer (20 títulos), Rafael Nadal (17) y Sampras (14).
Debido al hecho de que siempre ha sido uno de los jugadores más dedicados a su preparación, no hay razón para que Djokovic no aparezca entre la lista de los mejores, sobre todo si consideramos la longevidad de muchos jugadores de la época moderna. Djokovic, sin embargo, confesó que ni siquiera él mismo sabe cuál es su futuro a pesar de haber redescubierto su tenis en Wimbledon durante las últimas dos semanas. “Realmente no puedo saber qué pasará más adelante”, afirmó.
Aun así, Djokovic se ha convertido en el principal favorito para ganar el US Open, por encima de Roger Federer y Rafael Nadal. Con Andy Murray planeando su regreso definitivo en Flushing Meadows, el próximo Abierto de Estados Unidos será el primer evento que contará con la presencia del “Big Four” desde Wimbledon 2017.
Philip Brook, director de Wimbledon, dijo en la cena de los campeones que Djokovic se había convertido en “uno de los competidores más formidables que este deporte haya conocido” y le dijo: “Ha sido un privilegio ser testigo de lo mejor posible a través de estos campeonatos”.
De hecho, fue un regreso notable debido a los problemas del ex número 1 del mundo en los 22 meses que separaron sus últimas dos apariciones en finales de Grand Slam. Durante ese tiempo, Djokovic pasó por una crisis de motivación y confianza, se ocupó de asuntos personales extrajudiciales -de los que nunca habló en detalle en público- y sufrió una lesión en el codo que finalmente requirió una operación.
Tras superar su recuperación inicial en el Australian Open de este año y someterse a una cirugía, ganó solo tres partidos en sus siguientes cuatro torneos, comenzando en Indian Wells en marzo, y dio señales de parecerse más a su antiguo yo solamente hacia el final de la temporada de arcilla.
Djokovic, que volvió al puesto 10 en el ránking mundial, dijo que había aprendido a ser paciente. “Volviendo a febrero, cuando me operaron del codo, realmente estaba impaciente”, declaró. “Quería volver y competir lo más rápido posible. Yo quería salir a la cancha”.
“Sentía un poco de incomodidad y dolor cuando jugué Indian Wells y Miami. Seguí adelante, a pesar de que todos estaban en contra mía. Yo tomé las responsabilidades. No me podía imaginar estar ausente de la gira otros meses después de estar fuera por seis meses a fines del año pasado. Tuve que aprender las lecciones de una manera difícil”.
Cuando se le preguntó si alguna vez hubo momentos en los que se preguntó si nunca más volvería a la cumbre, Djokovic dijo: “Sí, absolutamente. Hubo varios momentos en los que me sentí frustrado y preguntándome si podría volver al nivel deseado o no. Pero eso es lo que hace que este viaje sea aún más especial para mí”.
Marian Vajda, el antiguo entrenador de Djokovic y quien se reunió con él durante la temporada de arcilla, dijo que no esperaba que el serbio ganara Wimbledon e incluso se sorprendió con su victoria en la semifinal ante Nadal. “Rafa mentalmente fue mucho mejor y venía de conquistar París, pero sucedió algo increíble en el quinto set”, dijo Vajda.
El entrenador de 53 años dijo que ganar Wimbledon este año fue la mayor sorpresa en todo su tiempo trabajando con Djokovic. “Pensaba que tomaría más tiempo, tal vez tres, cuatro, cinco meses, que tal vez el US Open sería el momento adecuado”, confesó.
“Novak se detuvo por seis meses. Si tocas el violín y te paras durante seis meses, no puedes reproducir ninguna canción. No tocó las canciones, y tienes que practicar, practicar, practicar hasta romper la raqueta, las cuerdas, todo y la rutina regresa. El cuerpo tiene memoria”.
Algo que quedará marcado por mucho tiempo y que ha sido señalado por las consecuencias que tuvo en las instancias finales fue la decisión de desempate en el quinto set. El hecho de que Kevin Anderson, el finalista derrotado, estuviera en la cancha durante más de seis horas en su semifinal contra John Isner el viernes, ciertamente pareció contribuir a su desempeño en la final ante Djokovic.
Mientras que el All England Club podría no querer seguir el ejemplo del US Open, donde los sets finales van a un desempate en 6-6, hay un apoyo creciente para un cambio en los desempates del set final a 12-12.
Wimbledon también podría reconsiderar su política para sembrar jugadores en el futuro. En particular, podría usar la fórmula que aplica para los hombres, que da un peso extra a sus actuaciones en césped en los últimos dos años, a las mujeres.
Otro tema a tratar será el hecho de reducir el número de sembrados en las competencias individuales de 32 a 16 el próximo año. Sin embargo, dada la cantidad de resultados sorpresa en las últimas dos semanas, durante las cuales las siembras y las clasificaciones mundiales a menudo han contado en vano, algunos podrían argumentar que se podrían eliminar las siembras por completo.
Para aquellos que podrían haber pensado que el tenis se estaba volviendo demasiado predecible, los Wimbledon 2018 han sido un recordatorio de la gloriosa imprevisibilidad del deporte.

Rafael Nadal, rey absoluto de Roland Garros

Imparable, inigualable, inolvidable. Rafael Nadal escribió otro capítulo en su extraordinaria historia el domingo al ganar su 11° título de Roland Garros tras aplastar a Dominic Thiem 6-4, 6-3, 6-2 con una victoria tan enfática como casi cualquiera de sus otras 86 victorias en Roland Garros.

Nadal, que ha perdido únicamente dos partidos en sus 13 visitas a este torneo, había lucido por debajo de su mejor versión durante la última quincena, pero fiel a su costumbre en la última instancia de París, el español de 32 años salvó su mejor para el acto final. La victoria, que necesitaba para evitar que Roger Federer lo reemplazará en la cima de la clasificación mundial, le dio su decimoséptimo título de Grand Slam, lo que lo deja nuevamente a tres del total récord de todos los tiempos de su rival suizo.

La victoria también le permitió a Nadal igualar el récord de Margaret Court en la mayor cantidad de singles ganados en un torneo de Grand Slam. La australiana ganó el Australian Open en 11 ocasiones entre 1960 y 1973. Nadal y Federer son los únicos tenistas que han llegado en la Era Abierta a 11 finales en el mismo evento de Grand Slam, aunque el suizo perdió en tres de sus finales de Wimbledon.

Este fue el sexto título consecutivo de Grand Slam ganado por Nadal o Federer desde que los dos volvieron a la competencia en 2017 después de terminar la temporada 2016 en medio de lesiones y con futuros inciertos. También fue el séptimo título de Grand Slam ganado en fila por un jugador de 30 años o más.

“No puedo describir mis sentimientos”, dijo Nadal en una entrevista en cancha al final del partido. “Ni siquiera es un sueño ganar aquí por undécima vez porque es imposible pensar algo así”.

Thiem, por consenso común, ha sido el segundo mejor jugador de arcilla del mundo en los últimos dos años y ha sido el único jugador en vencer al número uno del mundo en su superficie favorita en ese período: lo hizo en Roma el año pasado y en Madrid hace unas semanas. A pesar de que no tuvo el mejor día de servicio, fue difícil encontrar muchas otras fallas con los esfuerzos del austriaco en su primera final de Grand Slam.

En los 13 juegos de servicio de Thiem sólo hubo cuatro en los que no pudo defender los puntos de quiebre. El feroz rendimiento de Nadal mantuvo al austriaco bajo presión constante y el español forzó 17 puntos de quiebre, cinco de los cuales convirtió. Nadal, en contraste, solamente tuvi tres ‘break points’ en contra, de los cuales Thiem pudo concretar uno.

Tal como lo ha hecho tantas veces contra Federer, Nadal siguió lanzando enormes derechas, pesadas con ‘top spin’, contra el revés de Thiem con una sola mano, forzando al austriaco a golpear a muchos de ellos a la altura del hombro cuando la bola explotaba en la arcilla. El revés de Thiem, que solía golpear en el aire cuando intentaba subir la pelota, es uno de los mejores del mundo, pero aquí fue llevado hasta el límite.

Nadal, mientras tanto, corría alrededor de su revés con toda la energía de un adolescente para golpear algunos golpes de derecha sensacionales. Hubo momentos en que el español los golpeaba desde las líneas del tranvía en su lado de revés, sin embargo, casi nunca fue atrapado fuera de posición como resultado.

La única amenaza para el último triunfo de Nadal llegó a mediados del tercer set, cuando de repente dejó de jugar y llamó al preparador. En otro día caluroso y húmedo en la cancha Philippe Chatrier, el número 1 del mundo sufría calambres en la mano izquierda, pero eso no impidió que cerrara su victoria.

Nadal tuvo arranques lentos en varios de sus partidos este año, pero en esta ocasión, el español voló sobre la Philippe Chatrier de principio a fin. Ya en el tercer punto, estaba celebrando con un grito de “¡Vamos!”, luego de llevar a Thiem a la clandestinidad con algunas devoluciones típicamente agresivas, y tomó el primer juego con una volea demoledora.

Después de seis minutos y seis puntos, Thiem finalmente se metió en el marcador cuando Nadal falló en su revés, pero el español lo volvió a nulificar con otro derechazo y un ruidoso “¡Vamos!”.

Thiem respondió admirablemente salvando dos puntos de quiebre en el tercer juego y rompiendo en el cuarto, pero fue sólo un momento momentáneo para Nadal. Durante el resto del set, el español hizo incursiones repetidas en los juegos de servicio de Thiem mientras sostenía su propio saque con algo de sobra.

Cuando Thiem sirvió en el 4-5, la presión finalmente hizo mella en el austriaco cometer cuatro errores sucesivos no forzados. Falló una volea de revés de rutina en el primer punto y tres errores de derecha seguidos, el último de ellos un drive horriblemente inoportuno que voló mucho más allá de la línea de fondo.

Thiem salvó cuatro puntos de quiebre en el segundo juego del segundo set, pero en el quinto falló un revés cuando Nadal siguió forzando el ritmo. Con Nadal liderando 4-2, Thiem tuvo su primer punto de quiebre en más de una hora, únicamente para que el español lo salvara con un revés. Con Nadal 30-15 arriba en el siguiente juego, Thiem falló dos reveses consecutivos para darle al español el segundo parcial.

A pesar de mantener el saque después de salvar cuatro puntos de quiebre en el primer juego del tercer set, Thiem estuvo inmediatamente bajo presión dos juegos más tarde. Esta vez se quebró y Nadal rompió una vez más en el séptimo juego del set.

El único inconveniente para Nadal llegó a la mitad del cuarto juego del tercer set, cuando de repente dejó de jugar después de perder un primer servicio. El problema era un calambre en la mano izquierda, pero después de que el entrenador le masajeó el antebrazo izquierdo y el médico le dio una tableta de sal, Nadal continuó su progreso inexorable. Thiem salvó cuatro puntos de partido cuando Nadal vaciló justo antes de la línea de meta, pero en el quinto Thiem regresó más allá de la línea de fondo.

“Tuve un momento difícil en el tercer set cuando tuve un poco de calambre en la mano y estaba muy asustado”, dijo Nadal después. “Hoy ha sido un día muy húmedo y estaba jugando contra alguien que me llevó al límite”.
Mientras tanto, Thiem expresó los pensamientos de muchos. “Lo que hiciste y lo que estás haciendo es una de las cosas más sobresalientes que alguien ha logrado en el deporte”, dijo en la ceremonia de presentación. “Es asombroso”.

El Estado del Juego: Aumentar la participación tenística en el mundo entero

En la tercera entrega de una serie de la colaboración de Dave Miley, ex director de Desarrollo en la Federación Internacional de Tenis, comparte sus ideas sobre cómo involucrar e incrementar la participación de las personas en el tenis.

7. El juego y la competición amigables deberían impulsar el deporte.

Creo que el tenis debería orientarse más hacia un juego y una competición amigables, y menos hacia el entrenamiento, y tener como  prioridad los estilos de vida y las necesidades de los clientes del tenis. Los formatos de competición que se juegan en el nivel alto rendimiento y en los circuitos profesionales se han mantenido casi sin cambios durante 40 años,  el tenis a nivel club hoy en día es impulsado en primer lugar por el entrenamiento. Hay poca oferta de juego y competición organizados para los clientes del tenis y la mayoría no son amigables.

Cuando entro a los clubes en diferentes lugares del mundo, veo mucha información sobre entrenamiento, pero escasa información sobre el juego organizado y la competición.  El tenis a nivel micro / club debe orientarse hacia el juego y la competición social y amigable. En las reglas de Tenis existen muchos nuevos formatos y sistemas de puntaje, pero no se utilizan suficientemente.

Me gusta utilizar la palabra “juego” junto con competición pues esta palabra “juego” es sinónimo de diversión. El “juego” de tenis se ejecuta cuando juegas al tenis y llevas el puntaje pero el resultado no queda registrado. La competición es cuando el resultado se registra. La competición puede ser intimidante para algunas personas.

Una vez que los jugadores se han iniciado en el tenis, deberían tener la posibilidad de un juego  organizado. La pelota verde, ahora permitida en las reglas de Tenis para todos los niveles de juego, parece una pelota amarilla estándar y es adecuada para jugar en la cancha total, debería ser más usada por los adultos que juegan a nivel club. Pero se utiliza muy poco a nivel recreativo, su uso no está  promocionado suficientemente a nivel mundial por la ITF, ATP, WTA y los cuatro Grand Slams. Hay muchos otros nuevos formatos y sistemas de puntaje para el tenis recreativo de hoy en día. Por ejemplo, Tenis 30 – 30 es un sistema en el cual cada juego comienza 30 iguales y es adecuado para aquellos jugadores que tienen escaso tiempo, o para facilitar los formatos multi-partido que combinan con el aspecto social y se juega dentro de un tiempo fijado previamente.

La conclusión es que el entrenamiento debería poner el foco en el juego y en  la competición. No debería conducir el deporte. Una vez que muchas personas estén jugando de manera regular, obviamente, van a querer entrenamiento para jugar mejor. También querrán comprar otras cosas que ayuden a mejorar.

Entonces, ¿qué se puede hacer para mejorar el juego y la experiencia competitiva? Durante mi tiempo en la ITF se organizaron tres seminarios Play and Stay de 3,5 días de duración para realzar el rol de las pelotas más lentas para los menores, resultaron ser muy exitosos para cambiar las conductas de los entrenadores a la hora de enseñar a los niños. Según mi opinión, la ITF debería organizar lo antes posible, una conferencia mundial similar de 3,5 días sobre Juego y Competición a fin de exhibir las iniciativas exitosas e incrementar la importancia de esta área entre los países miembro de la ITF. Convencer a las federaciones, clubes y entrenadores de que el tenis necesita estar impulsado por un juego y competición amigables. ¡Servir, Pelotear y Jugar puntos!

8. Introducir el Tenis a todos los jugadores iniciantes de manera activa y dinámica utilizando las pelotas más lentas.

Todos los jugadores iniciantes deberían iniciar el tenis utilizando las pelotas rojas, naranja y verdes. Para asegurar que pueden jugar el juego (Servir, Pelotear y Jugar puntos) lo antes posible. Las pelotas lentas no son solamente para los niños.

Debido al cambio de reglas aprobado en 2010 por la Asamblea Anual General de la ITF, interrumpiendo el uso de la pelota amarilla estándar para los torneos de los menores de 10 años, todos los niños hoy inician el tenis utilizando las pelotas 75%, 50% y 25% más lentas. Como resultado, los entrenadores de todo el mundo han cambiado la manera de introducir y de entrenar el tenis a los niños de entre 5 y 10 años de edad. El uso de las pelotas más lentas también ha facilitado el uso, por parte de los entrenadores, de una metodología activa de enseñanza basada en el juego,  similar a la que se utiliza desde hace muchos años en exitosos deportes como el fútbol.

Sin embargo, muchos adultos continúan comenzando a jugar al tenis utilizando la pelota amarilla estándar de manera estática y técnica, muchos entrenadores aún piensan que las pelotas más lentas son solamente para los niños. No es verdad.

Muchos jugadores adultos mayores de 40 años llegan al tenis tras practicar otros deportes activos, y naturalmente, lo comparan con ese deporte activo del cual provienen. El tenis necesita salir exitoso de esta comparación, para poder retener a estos nuevos jugadores. Los entrenadores deberían usar el programa  “Tennis Xpress”  que desarrolló la ITF en 2012, por medio del cual los adultos son introducidos en el tenis utilizando las pelotas más lentas naranja y verdes. Tennis Xpress ha demostrado que incrementa las tasas de retención en países como Canadá, que mencioné anteriormente. La mejor parte del tenis, y lo que hace que mucha gente se enganche, (¡me enganchó!) es pasar la pelota al otro lado, devolverla y jugar puntos, es por eso que “Servir, Pelotear y Jugar puntos” fue el eslogan de la campaña Play and Stay.de la ITF.

Las pelotas más lentas son adecuadas para todos los jugadores iniciantes,  tanto para el entrenamiento como para las primeras etapas de juego y competición. Es importante que los entrenadores estén convencidos del uso de estas pelotas, combinándolas con la metodología destacada en los programas Tennis10s y Tennis Xpress para la introducción de los niños y los adultos a nuestro deporte, esto es fundamental para el futuro crecimiento del tenis!

9. Crear un sistema de evaluación para el tenis mundial.

Siempre he creído que un sistema de calificación mundial para el tenis podría tener un impacto positivo sobre el tenis a todo nivel, especialmente, a nivel micro/ club, haciendo más fácil la tarea de encontrar jugadores del mismo nivel para jugar, y motivando a la gente para jugar más. Por eso, cuando estaba en la ITF, ayudé con la creación del International Tennis Number (ITN), que se lanzó en 2003, y Australia fue el primer país en adoptarlo. Lamentablemente, en ese momento, anterior al lanzamiento de la banda ancha, el ITN se basaba en un sistema manual y si bien se transformó en un idioma mundial utilizado por los entrenadores, no tuvo tracción mundial a nivel nacional como sistema de evaluación  interactivo vinculado al juego competitivo nacional. La ITF nunca contó con los recursos suficientes para invertir en sistemas informáticos y apoyar al sistema ITN, y no se utilizó tan ampliamente como habíamos esperado en sus orígenes, pero la idea de crear un sistema mundial de calificación es sólida.

Hay más de 200 Países Miembros de la ITF, pero son menos de 20 los que cuentan con un sistema nacional de clasificación.

¡Lo más obvio suele ser el mayor secreto! Un sistema de calificación preciso ayuda a encontrar a otros del mismo nivel de juego,  sabemos, gracias a la investigación, que éste es uno de los factores limitantes para lograr que la gente juegue al tenis.

¿Qué sucede con la calificación a nivel alto rendimiento del tenis competitivo? Los sistemas de clasificación en los niveles profesional, junior, universitario y nacional se calculan de manera independiente.  Tomemos un ejemplo extremo para ilustrar lo que digo. Si un jugador con alto ranking recibe una wild card para un Grand Slam y le gana a Federer o a Serena Williams, su clasificación Junior de la ITF permanecerá sin cambios. No hay vínculo entre los sistemas de clasificación. Un sistema mundial de calificación puede cambiar esto y eso es lo que trata de hacer la UTR (Clasificación Universal del Tenis).

Estoy entusiasmado con mi trabajo en Universal Tennis y su sistema de calificación UTR 1-16.5,  que trata de combinar los resultados de todas las competiciones existentes a nivel nacional e internacional para lograr una verdadera clasificación de los jugadores de alto rendimiento. La UTR ya incluye los resultados  ATP/WTA, Junior ITF, Universitarios de los EEUU y nacionales de casi 50 países incluyendo 3 de los Grand Slams. Es un sistema más justo que creo podría transformarse en el sistema de ingreso de los circuito menores de 300 ATP/WTA a los ATP Challenger y  WTA de nivel profesional.

No obstante, el mayor impacto del UTR se concentraría en el tenis recreativo. Una vez que los países lo hayan adoptado para todos sus niveles, el juego competitivo a nivel club se podría organizar de manera más sencilla, es decir todos los jugadores jugarían con otros del mismo nivel, todos motivados para mejorar su clasificación. Los resultados del juego amigable en el nivel club pueden ingresarse al sistema UTR, donde los jugadores podrán ascender o descender según sus resultados, semanal o mensualmente. La salud del juego se vería beneficiada una vez más pues los jugadores  comprarían entrenamiento y equipamiento para poder mejorar tanto su juego como su clasificación. Eso sucede en el golf. ¿Por qué no en el tenis?

El Estado del juego: Copa Davis y Fed Cup

En la segunda entrega de “El Estado del Juego”, Dave Miley, ex Director de Desarrollo de la ITF, aborda dos de sus 10 propuestas para la transformación del tenis en un deporte más saludable.

5. Jugar Copa Davis y Fed Cup durante 2 años.

Habiendo trabajado para la ITF durante 25 años, conozco la importancia de la copa Davis y Fed Cup. Mi abuelo fue jugador irlandés de alto nivel en los años ´20 y jugó el Campeonato de Wimbledon en 1927, – club del cual me enorgullezco de ser socio actualmente – integró también el primer equipo irlandés de Copa Davis que jugó contra India tras la independencia de Irlanda en 1923.  El tenis y la Copa Davis están en mi ADN.

Es obvio para todos los que participan del tenis que el formato actual de Copa Davis y Fed Cup necesita algunos cambios, pues hay muchos desafíos como el tiempo previo insuficiente de preparación para cada partido. Pero los cambios actuales que propone la ITF de 18 equipos jugando en una semana, según mi opinión, están arriesgando la destrucción de la competición. Las muchas razones por las cuales este formato no sería bueno para el tenis han sido articuladas muy bien en los medios durante el último mes, por lo tanto, no las repetiré aquí.

Sugeriría, en vez, que se juegue el Grupo Mundial de Copa Davis y Fed Cup en dos años. El primer año sería con un formato round robin, con 16, 24 o 32 equipos en el grupo Mundial. El segundo año sería para las rondas eliminatorias, los 8 mejores equipos llegarían a los cuartos de final y el resto de los equipos jugarían por el ascenso/ descenso. La ventaja sería que se podrían planificar y promocionar con anticipación los partidos del primer año, y cuando fuere necesario, reservar estadios adecuados.

Este formato también tiene la ventaja de que las Copa Davis y Fed Cup se pueden llevar a cabo utilizando el mismo formato y número de equipos, y libera una semana cada año de Copa Davis, que se vincula con el punto 6 que sigue. Este formato se mantiene para local y visitante, lo cual, para mí, es fundamental, y sería más atractivo para los auspiciantes, se podrían generar mayores ingresos y mayor interés que con el formato presente jugando en un año.

6. Introducir un Campeonato Mundial ITF para hombres y mujeres jugando cada 2 años.

Toda Federación Deportiva Internacional organiza un Campeonato Mundial para su deporte. El tenis es una excepción entre los deportes Olímpicos en este aspecto. En los papeles, la ITF tiene cuatro Campeonatos Mundiales,  ya que los Grand Slams son Campeonatos Mundiales reconocidos de la ITF. Pero creo que la ITF necesitaría llevar a cabo algo más por el bien del tenis. Con el formato de Copa Davis descrito anteriormente, se liberaría una semana en el calendario y así sería posible organizar un Campeonato Mundial ITF con un cuadro de 64 cada dos años, en años no Olímpicos.  Este evento sería el equivalente de los torneos 1000 combinados del Circuito ATP, pero hombres y mujeres jugarían juntos como en los Juegos Olímpicos. Podría haber algunos lugares disponibles en el cuadro para la participación Regional a través de eventos regionales, para así crear más vínculos a nivel mundial. Al no jugarse en los años Olímpicos, el ya abarrotado calendario Olímpico  anual tendría una semana menos, lo cual sería bueno.

Según mi opinión, el lugar perfecto para llevar a cabo estos Campeonatos Mundiales ITF sería una región que actualmente no organice ningún gran  evento tenístico profesional, como Asia, África, y Sudamérica, con la posibilidad de rotar el lugar del torneo cada dos años. Este evento podría ofrecer sustanciales premios para los mejores jugadores y un nuevo y significativo ingreso para la ITF, que a su vez, podría invertir en el desarrollo del tenis, especialmente en aquellos países y regiones con escasos recursos.

El Estado del Juego: Poner DIEZ grandes ideas en el TENIS y transformarlo en un deporte más saludable

Hoy en día, el tenis está muy fragmentado a nivel profesional y enfrenta considerables desafíos en participación general en todo el mundo. En la mayoría de los mercados desarrollados, la participación tenística ha disminuido, la cantidad de jugadores en el mercado más grande, el de los Estados Unidos, cayó de 30 millones a principios de los 80 a 18,6 millones en 2016, y las ventas de equipamiento tenístico están decreciendo año tras año. Canadá es uno de los pocos países desarrollados en los cuales la participación tenística ha aumentado significativamente en los últimos 10 años. La menor participación, obviamente, causa un efecto dominó sobre la industria del tenis y sobre la cantidad de personas que miran el tenis del circuito profesional; esto es muy evidente en algunos de los actuales torneos de la ATP y de la WTA.

¿Qué es un deporte saludable?

Un deporte saludable es aquél en el cual muchas personas juegan competitivamente o por diversión, en todos los niveles, especialmente, en el nivel recreativo. Dado que muchos juegan y se divierten haciéndolo, quieren comprar cosas (entrenamiento y equipamiento) que les ayuden para jugar mejor, y quieren mirar el deporte bien jugado por los mejores profesionales, tanto en la TV como  en vivo. Bastante sencillo realmente.

Las DIEZ grandes ideas

Me gustaría compartir 10 propuestas relacionadas con las 5 áreas mostradas debajo, que creo, pueden marcar una diferencia en el tenis, desde el jugador profesional/alto rendimiento hasta el jugador recreativo de nivel club.

Cada área se publicará en Elite Tennis, en partes, durante las dos próximas  semanas, comenzando hoy, con 3 propuestas para el tenis profesional.

“El Tenis Profesional Avanza”

1. Introducir un  “CORTE” en los eventos de tenis profesional

Los últimos días de un torneo profesional suelen ser un poco muertos, y el día de la final es el menos activo de todos.  Si la final no es emocionante, el día puede ser una decepción para los fanáticos presentes. Estos fanáticos del tenis compran los billetes para los últimos días con la esperanza de ver jugar a sus jugadores favoritos, pero con frecuencia resulta que éstos no llegan a las finales por haber perdido antes.  Imaginemos si los eventos profesionales introdujeran un corte como en el golf, en el cual, todos los jugadores que llegasen a los cuartos de final continuaran jugando el resto del torneo. El último día del torneo habría una final que sería el partido exhibición, pero también habrá eliminatorias por el 3° y 4°, 5° y 6° y 7° y 8° puestos, y los puntos y los premios en efectivo para cada uno de ellos  serían diferentes, por lo tanto, estos partidos serían competitivos.

Tener a los 8 finalistas jugando durante los días finales sería positivo en muchos aspectos (inclusive para los auspiciantes y para la TV, que podrían planificar iniciativas promocionales. Los partidos eliminatorios podrían jugarse a 2 sets y una muerte súbita para campeonato, en lugar de un set final completo, para que sea menos exigente para los jugadores. Si consideramos las exigencias físicas de los jugadores, recordemos que todos ellos entran en un cuadro de torneo con la esperanza de jugar 6 partidos y alcanzar la final. Si el ganador y el finalista pueden jugar 6 partidos, ¿por qué no los otros cuartofinalistas? Con seguridad, esto despertaría un interés considerable por los actuales eventos de la ATP y la WTA y generaría potencialmente más ingresos para los eventos que están ahora perdiendo dinero. Pero a nivel Grand Slam, una eliminatoria por el 3er puesto, ¿no significaría algo?  Realmente, en los Juegos Olímpicos, sí, significa algo.

2. Crear circuitos regionales para el nivel de ingreso al circuito profesional

La ITF está planificando lanzar un nuevo circuito de transición para el nivel de ingreso al circuito profesional de tenis en 2019. Éste es, potencialmente, el cambio más importante en el tenis profesional en 40 años, e implica una posibilidad de cambiar la forma de organizar el tenis en este nivel. El formato que intenta implementar la ITF se parece al que existía anteriormente  (sin puntos ATP y WTA ). Es aún un circuito mundial, con una clasificación mundial y continuará alentando a los jugadores a viajar lo mismo y ofrecerá los mismos niveles de premios en efectivo de $15,000 y cuadros de 32. Los jugadores de este nivel tendrán costos similares a los anteriores sin posibilidad de ganar dinero extra, que fue uno de los objetivos originales del cambio. Creo que el “nuevo circuito” propuesto  dificultaría más a los países en Desarrollo del Tenis lograr un gran avance en el futuro. Entonces, ¿cuál es la parte positiva?

Creo que el Tenis debería aprender del golf y de sus circuitos regionales, dando a los mejores jugadores, finalmente, una posibilidad de ascender hacia el circuito profesional principal. Podría haber fácilmente 3 circuitos regionales:

Los mejores jugadores de cada circuito podrían así lograr su “tarjeta” para jugar en el circuito profesional el año siguiente. Según my experiencia en Desarrollo de la ITF, tengo la seguridad de que estos circuitos atraerían a muchos auspiciantes, ya que ellos hoy en día prefieren auspiciar a nivel regional, y cada vez es más y más difícil encontrar auspiciantes mundiales. Según mi experiencia actual con el tenis Asiático, creo que un circuito Asia Pacífico sería muy bien recibido por los auspiciantes.

Una de las ideas de cambiar el circuito de ingreso es facilitar a los jugadores la forma de ganarse la vida, o como mínimo la de cubrir sus gastos. ¿Cómo ayudaría el circuito de transición propuesto para que los jugadores ganen más dinero? ¿Qué pasa si organizamos estos torneos de  $15,000 con cuadro principal de 16 jugadores y con 32 jugadores en la clasificación? ¿Qué pasaría? Este cambio, automáticamente duplicaría los premios en efectivo para los mejores jugadores participantes, y como los eventos se jugarían en 4 días y los jugadores estarían jugando 6 eventos al mes, las ganancias potenciales para los mejores se triplicarían. También los países tendrían menos gastos de alojamiento. Sería más fácil promover a los mejores jugadores dentro de los circuitos regionales, y algunos podrían lograr el “estrellato” en sus regiones. Estar clasificado número 10 en Asia Pacífico suena mucho mejor que ser número 220 en la Clasificación Mundial. Los circuitos regionales incidirían ´en el número de tenistas  profesionales que viven una buena vida, que según creo, son unos 400 hombres y mujeres. Es desalentador que un jugador número 200 del ranking ATP/WTA, que ha sacrificado tanto en su vida para lograr ser uno de los mejores deportistas, pierda dinero.

3. Alentar a los mejores jugadores a jugar dobles más frecuentemente

El dobles es una excelente parte del tenis. No hace demasiado tiempo que los mejores profesionales, hombres y mujeres, jugaban dobles, y se exhibían con éxito en los eventos profesionales de más alto nivel. El dobles se ha dejado un poco de lado en el tenis profesional de hoy en día. Esto queda en evidencia en las finales de dobles de un Grand Slam, se juegan el viernes a la mañana, y en un estadio semi-vacío.

Los libros de historia del tenis miden el lugar de un jugador según su éxito en los Grand Slams, Copa Davis, Fed Cup y los Juegos Olímpicos. Si ganas un Grand Slam en dobles, estás en los libros de historia. Hay muchos ejemplos de los mejores jugadores de individuales de las dos últimas décadas que tuvieron un éxito considerable en individuales, pero como rara vez jugaban dobles, nunca ganaron un grand Slam en esa categoría. Tim Henman es un buen ejemplo de ello. Fue un gran jugador y estuvo clasificado entre los 4 mejores, hizo semifinales en 3 de los Slams, pero nunca ganó un Grand Slam en dobles, a pesar de ser un buen doblista y de ganar la medalla de plata en dobles en los Juegos Olímpicos de Atlanta.  Comparemos con Sonya Mirza y Leander Paes que están en los libros de records como múltiples campeones de dobles en Grand Slams. Jean Julian Rojer, de Antillas Holandesas, a quien vi jugar por primera vez en Jamaica en un evento del Caribe financiado por la ITF a la edad de 12 años, está en el libro de los Records como dos veces campeón de dobles en Grand Slam.

En el juego de las mujeres, las mejores jugadoras aún juegan dobles, las hermanas Williams han demostrado que es posible triunfar en ambos eventos, en el juego femenino.  Pero la participación de las mejores jugadoras de individuales en los dobles femeninos está decreciendo. Obviamente, para que el dobles sea pertinente en el tenis profesional moderno debe atraer y motivar a más de los mejores para que jueguen más frecuentemente. Tengo 3 ideas que creo pueden contribuir:

Introducir una clasificación combinada para individuales y dobles

Sé que muchos dirán que no es viable; no estoy de acuerdo. Comenzaré compartiendo mi experiencia con Tenis Junior Internacional que supervisé para la ITF entre 1997 y 2015.  En 2004, Marcos Baghdadis estaba clasificado número uno en individuales y número 600 en dobles. En ese momento, la mayoría de los mejores juniors no jugaba dobles en el más alto nivel internacional de menores de 18 años.  Esto impactaba a lo largo de todos los niveles nacionales, hasta los menores de 12 años, y los niños de esas edades declaraban “¡Yo no juego dobles!”. Esto no era bueno para el juego. El Departamento de Desarrollo recibió la aprobación del ex- presidente  Francesco Ricci Bitti para cambiar el ranking el año siguiente y hacerlo combinado, contando los resultados de individuales un 75%, y 25% los resultados de dobles. Funcionó bien. Todos los mejores juniors se comprometieron inmediatamente a jugar dobles, y esto produjo un efecto cascada en todos los niveles de Junior Tennis nacional, y se comenzó a utilizar un ranking combinado en Junior Tennis en todos los países.  

A nivel profesional, sugeriría que la  relación 85% para resultados de individuales y 15% para los de dobles sería un buen inicio.  Los mejores 10 jugadores de individuales no jugarían todo el tiempo, a menos que estuvieren tratando de clasificar para los eventos de fin de año, pero yo, motivaría a los jugadores que estén entre el puesto 10 y el 100 a jugar más dobles.

Comenzar los Dobles de los Grand Slams la segunda semana  

¿Por qué no empezar los dobles la segunda semana de los Grand Slams y permitir la inscripción el sábado intermedio? Esto permitiría la participación de aquellos jugadores que ya hayan perdido en individuales. Además, en la segunda semana de Grand Slam habría buenos partidos de dobles para mirar en las otras canchas, cuando hay menos individuales. De este modo, se mostraría mejor esta parte del tenis.  Un problema potencial sería la cantidad de canchas disponibles en la segunda semana, pero se podría solucionar fácilmente pasando el inicio de los eventos Senior y Junior a la primera semana.

Proporcionar un premio de fin de año para dobles que esté vinculado con los resultados de individuales y dobles

Ofrecer un premio a fin de año para el jugador/ jugadora que obtenga los mejores resultados combinados de individuales y dobles  Es interesante destacar que el último jugador que obtuvo los dos títulos de individuales y dobles masculinos en un Grand Slam fue Lleyton Hewitt, quien ganó en dobles en el Abierto de los Estados Unidos en 2000 y en individuales, tanto en el Abierto de los Estados Unidos como en Wimbledon en 2001 y 2002.

Publicado originalmente en EliteTennis, ‘State of the Game’ es una serie de 5 artículos escritos por Dave Miley, ex Director de Desarrollo de la ITF. De los 25 años que trabajó en ITF, Miley se hizo cargo del Departamento de Desarrollo de ITF durante 17, y sus responsabilidades fueron muy amplias, incluyendo Tenis para Juniors, Tenis Senior, Tenis en Silla de Ruedas, Técnica y Antidopaje. También tuvo a su cargo la supervisión de los programas ITF/Grand Slam, financiados conjuntamente para el desarrollo mundial y con actividades para los jugadores de alto rendimiento. Estuvo también siempre involucrado con la Campaña Tennis Play and Stay de la ITF, y con el cambio de reglas para el tenis de los menores de 10 años, aprobado en 2010. Es, además, autor de 7 libros de entrenamiento. Durante sus años en la ITF, viajó a más de 140 países; pocas personas conocen el tenis a nivel mundial tan bien como Dave.