El tema ha sido debatido durante los últimos años, pero si continúa así, Novak Djokovic podrá levantar la mano en solitario como el más grande. La noche del domingo, el serbio de 31 años dio una muestra más de su extraordinario resurgir al proclamarse campeón del Australian Open por séptima ocasión tras vencer 6-3, 6-2 y 6-3 a Rafael Nadal.

La llegada de Nadal a su final 25 de Grand Slam hizo suponer a sus seguidores que finalmente tendría la oportunidad de poner fin a la negativa racha de siete derrotas consecutivas ante Djokovic sobre cancha dura. Sin embargo, lo ocurrido en el episodio 53 de la mayor rivalidad de la Era Abierta, se inclinó a favor de un solo lado.

De las siete finales que ha disputado en la Rod Laver Arena, se puede afirmar que ésta fue la victoria más cómoda de su exitoso historial en Melbourne al ceder solamente ocho juegos. Hasta ahora, su mejor triunfo en el primer Grand Slam del año había sido la final de 2011 ante Andy Murray, cuando permitió nueve juegos.

Nadal, en lado opuesto de la moneda, sufrió su mayor derrota en una final de Grand Slam y su primera caída en la definición de un ‘major’ en sets corridos. Su cuarta derrota de forma seguida en Australia fue su peor resultado ante Djokovic en un Grand Slam, quien además extendió su hegemonía sobre el español a 28-25 en el frente a frente. Nadal no ha vencido al serbio en cancha dura desde la final del US Open en 2013.

Luego de haber compartido durante 12 meses el récord de más títulos del Australian Open con Roy Emerson y Roger Federer, Djokovic ahora asume el liderato en solitario, mientras que sus 15 ‘majors’ lo colocan a dos de Nadal y a cinco de Federer. Este triunfo rompe también el empate que sostenía con el ídolo de su infancia, Pete Sampras, cuyos 14 títulos de Grand Slam fueron la cifra récord del tenis masculino, hasta que Federer impuso sus marcas.

Superando los 30 años, el trío Federer, Nadal y Djokovic han ganado 9 de los últimos torneos Grand Slam.

Djokovic, el más joven de los tres con 31 años, luce más hambriento que nunca, lo cual obliga a la pregunta: ¿cuánto tiempo le llevará al serbio arrebatarle a Federer el título el más grande de todos los tiempos?

Cuando el de Belgrado ganó Roland-Garros hace tres años, se convirtió en el primer jugador en 47 años en obtener los cuatro títulos de Grand Slam a la vez. Con las conquistas de Wimbledon, US Open y ahora el Australian Open, Novak Djokovic partirá como el principal favorito en el torneo donde Rafael Nadal es rey absoluto.

Si logra repetir la hazaña en París, hará todo lo posible por no repetir lo que ocurrió con su carrera en 2016: tardó siete torneos Grand Slam en volver a levantar un trofeo (Wimbledon, 2018).

No obstante, y con el nivel que está demostrando, resulta difícil que eso volverá a ocurrir.

Feliciano López siempre está

El alto, zurdo (y con zapatillas blancas) cuenta con sesenta y ocho participaciones en torneos de Grand Slam, particularidad que…

Ver más