50 Finales. 25 títulos. Cuatro coronas en lo que va de año. Y las ATP World Tour Finals más cerca si cabe. David Ferrer se proclamó campeón del Malaysian Open después de superar a Feliciano Lopez en una sensacional final en Kuala Lumpur. El primer cabeza de serie hizo honor a su condición imponiéndose por un doble 7-5 en un duelo que se estiró por hora y 33 minutos.

Este es el cuarto título en este 2015 para Ferrer. Primero fue Doha (v. a Tomas Berdych), después Río de Janeiro (v. a Fabio Fognini). Sin descansar y con un cambio inmediato de superficie, se coronó en Acapulco (v. a Kei Nishikori). Ya en verano, se perdió Wimbledon por una lesión en el codo que le apartó dos meses de la competición. Tras un regreso en el que ha ido de menos a más, el español se ha reencontrado con la victoria final. Su título número 25.

“Estoy muy contento porque nunca había jugado tan bien en este torneo. Mis sensaciones son muy buenas tras la lesión y estoy muy satisfecho porque he jugado mi mejor partido en la final”, explicaba el campeón aún en pista.

Por primera vez desde que se inauguró el torneo en 2009, los dos primeros cabezas de serie han resistido hasta la última ronda. Además, siguiendo la línea de veteranía marcada en este 2015, la cita entre los dos españoles era la octava final ATP World Tour entre treintañeros. No sólo eso. A sus 33 primaveras, Ferrer logró por vigésima vez en la presente campaña que un jugador de 30 años alzara un título, superando un récord datado en 1975 (en aquél entonces fueron 19 ocasiones).

Se trataba del enfrentamiento número quince entre estos dos grandes amigos. Aunque Ferrer dominaba el cara a cara por 8 victorias a 6 y se había adjudicado el triunfo en los últimos enfrentamientos, el de Jávea sabía que en pista rápida, su compatriota tenía ante él un récord de 6-3. Dos estilos contrapuestos, dos maneras de concebir el tenis, pero sobre todo, mucho respeto entre ambos.

Los seis primeros juegos del choque estuvieron libres de ocasiones de break. Cuando el parcial entró en zona decisiva, Feliciano logró quebrar en blanco, subiendo a la red, muy agresivo. Sin embargo, no pudo consolidar la ventaja, pues Ferrer respondió inmediatamente con un contrabreak. Cuatro iguales y vuelta a empezar. El ritmo frenético y la velocidad de juego deleitó a los aficionados, que vieron como el número ocho del mundo rompió el servicio una vez más para llevarse una manga inicial superlativa.

En una segunda manga aún más intensa, un sólo break fue suficiente para que Ferrer avanzara directo a la victoria. Sus registros totales al servicio fueron reflejo de su concentración: 73% de primeros saques -ganando el 71%- y un muy buen registro de puntos ganados con el segundo saque, llevándose hasta el 63%.

Con 3.255 puntos, la octava posición en la carrera a Londres va certificándose para Ferrer. Su inmediato perseguidor, Richard Gasquet, tiene 2.355 puntos. Mucho tienen que cambiar las cosas para que el subcampeón en 2007 no esté presente en la cita de citas. En la fiesta de final de curso.

FUENTE: ATP

 

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED