Y llegó el quinto. David Ferrer se proclamó campeón del Erste Bank de Viena después de imponerse a un finalista novel como Steve Johnson. En un duelo que se estiró por dos horas y 15 minutos, el español impuso la ley del más experto. Al final, 4-6, 6-4 y 7-5 para el de Jávea en lo que se convierte en el quinto título del año para él, por lo que iguala a Roger Federer como segundo hombre con más trofeos en este 2015, ambos por detrás de Novak Djokovic, que tiene 9.

Ferrer saldó varias cuentas pendientes en Viena. Si el año pasado cayó en la final ante Andy Murray y las opciones de clasificarse para las ATP World Tour quedaron dinamitadas (aunque acabó disputándolas como suplente), este año no sólo se lleva una nueva corona en un nuevo destino si no que además mantiene muy vivas las opciones de clasificar para la cita de Londres. Empatado en séptima posición junto a Kei Nishikori, sólo Richard Gasquet y muchos puntos del galo en la calculadora podrían arrebatarle la plaza.

El primer set arrancó con todo de cara para Johnson. Se sacudió los nervios iniciales salvando una bola de break en su primer juego al servicio e inmediatamente después quebró a Ferrer para establecer una ventaja de 3-0 en apenas 9 minutos. Sin embargo, en el séptimo juego el español neutralizó el break y replanteó el partido. Empezaban de cero con 4-4. Y Johnson, tras un set de 56 minutos, volvió a quebrar a Ferrer justo cuando este servía por mantenerse en la manga. Si bien fue más consistente y con menos errores (6-20), el de Jávea no pudo con el poderío de los 13 golpes ganadores de su rival, que arriesgó en puntos decisivos, con una apuesta ganadora.

La reacción de Ferrer no se hizo esperar y quebró justo arrancó la segunda manga, pero una bola que se escapó por unos centímetros en el siguiente game, entregó su servicio a Johnson. La montaña rusa cogió velocidad y el español volvió a firmar otro break. La clave del parcial residiría en quién mantendría su servicio, por lo que la consistencia final de Ferrer tuvo premio. Igualó la batalla, prolongando el duelo al tercer y definitivo parcial. Necesitó cinco set points, pero la tenacidad se vio recompensada.

En una decisiva manga libre de ocasiones de break en los primeros seis juegos, la temperatura subió en los últimos compases. Un error valdría por dos. Johnson zafó de cuatro oportunidades de break para ponerse con 4-3 en el marcador, mientras Ferrer no se desesperaba con las ocasiones perdidas, ganando su siguiente game en blanco. Así, en la siguiente oportunidad que dispuso, ya no perdonó. Break y confirmado con su servicio, campeonato.

“Estoy teniendo una de las mejores temporadas de mi carrera”, confesó el campeón. Tras Doha, Río de Janeiro, Acapulco y Kuala Lumpur, llegó Viena. Un trotamundos que cosecha títulos y se acerca a las que serían sus séptimas ATP World Tour Finals. Esperan Valencia y París, el objetivo: Londres.

Fuente:ATP

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED