El ATP World Tour es un imperio a sus pies. Inspirado y dominando a todos los rivales que se cruzan a su paso, Novak Djokovic está completando una de las temporadas más brillantes de su carrera. Y es que el número uno del Emirates Ranking ATP sigue demostrando sobre la pista por qué es el mejor jugador del mundo. En la final del BNP Paribas Masters de París-Bercy, Novak Djokovic conquistó su décimo título de 2015, igualando su mejor marca personal de trofeos logrados en un mismo año (2011). El serbio superó a Andy Murray por 6-2, 6-4 en una hora y 32 minutos.

La trayectoria de Djokovic durante este curso es impecable, jugando la final en 14 de los 15 torneos que ha encarado (sólo en el primero del año en el Qatar ExxonMobil Open se quedó en cuartos de final) y registrando un 93,9% de éxito en los 83 partidos que ha disputado. Abierto de Australia, Indian Wells, Miami, Montecarlo, Roma, Wimbledon, US Open, Pekín, Shanghái y, este domingo, París-Bercy dan forma a un palmarés en una misma temporada sólo al alcance de unos pocos talentos privilegiados.

Los dos principales cabezas de serie bajo la pista dura cubierta francesa cumplieron con las expectativas durante toda la semana hasta plantarse en la última ronda. En el primer juego ya plantearon intercambios muy duros, que superaron los 20 golpes, síntoma de un elevado nivel de intensidad desde el punto inicial. Tanto fue así que en el tercer juego, Djokovic encontró sus 3 primeras opciones de break, con un 0-40, que no perdonó para adelantarse en el marcador.

Desde la raqueta de Murray se despedían una gran cantidad de errores no forzados (terminó con 34) sobre todo desde la zona del revés, que facilitaban al de Belgrado ponerse 3-1. Mientras tanto el escocés sufría para mantener sus servicios intactos. En el quinto juego, que se prolongó durante más de 10 minutos, Murray concedió 3 nuevas opciones de quiebre, pero salvó la situación gracias a un error con la derecha de Djokovic (3-2).

A partir de entonces, el serbio dio un paso adelante para encadenar 3 juegos consecutivos y abrochar el primer set a su favor (6-2), mediante un nuevo break y la solidez con el servicio para apuntarse el 77% de los puntos con su saque. Djokovic incluso tuvo tiempo para protagonizar del momento ‘fair-play’ del encuentro, concediendo un saque a Murray que el juez de línea había indicado que se marchó lejos de la línea.

El discípulo de Boris Becker y Marian Vajda no se relajó en el comienzo de la segunda manga y arrancó con un nuevo quiebre (2-1). Sin embargo, Murray reaccionó y devolvió el break, gracias a un juego en blanco al resto, en el que aprovechó su primera oportunidad del encuentro (2-2). Pero Djokovic volvió a hacer daño al servicio del británico y en el séptimo juego dio el golpe definitivo al partido con un nuevo quiebre en su 9 bola de break (4-3). El serbio conservó su saque y cerró su victoria número 27 ante un Top 10 esta temporada en 31 encuentros.

Djokovic conquistó su tercera corona consecutiva en París-Bercy, la cuarta de su carrera (2009, 2013, 2014 y 2015) para encadenar 6 ATP World Tour Masters 1000 en 2015, algo que no había logrado nadie antes. En total, ya conserva en su vitrina 26 títulos de esta categoría y está a sólo uno de Rafael Nadal, el jugador que más trofeos presenta de este nivel.El último set se definió en el octavo juego en el turno al saque del ibérico, que en el 40-40 hizo un error no forzado de derecha y no pudo salvarse en el siguiente punto. Roger solo tuvo que sostener su servicio para levantar los brazos, luego de sumar en total 44 winners, 12 aces y 23 de 34 puntos ganados en la red.

Fuente:ATP

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED