El triunfo fue tan normalizado que ni siquiera hubo un grito en Melbourne. Tras ganar su sexto Abierto de Australia y alcanzar los 11 Grand Slams en su palmarés, Novak Djokovic cruzó la historia con una tranquilidad evidente. El serbio, capaz de proteger su corona aussie ante el británico Andy Murray, mantuvo un arranque de temporada impecable (12-0), subrayó su condición de firme número 1 del Emirates ATP Rankings y volvió a liderar uno de los torneos más importantes del calendario.

“Cada título de Grand Slam tiene un tremendo significado en sí mismo” destacó Novak, situado ya a sus 28 años en la quinta posición histórica de campeonas. “En este caso, por hacer historia e igualar los seis títulos de Roy Emerson en el Abierto de Australia. Es un gran honor ser mencionado junto a leyendas de nuestro deportemos Björn Borg o Rod Laver, por haber ganado tantos Slams como ellos” continuó el balcánico, hexacampeón en Melbourne Park. “No puedo mentir. Era algo que estaba en mis pensamientos. Al entrar en pista sabía que estaba ante la oportunidad de hacer historia. Fue, sin duda, una fuente de inspiración para competir al mejor nivel. Traté de no darle muchas vueltas, pero sirvió como acicate y objetivo”.

Destacado número 1 del mundo, presente en la final de sus últimos 17 torneos y con un balance de 93 victorias y cinco derrotas en este tiempo, el de Belgrado mantiene una línea de cautela. “Nunca doy nada por hecho” espetó ante la prensa. Aunque haya ganado cuatro de los últimos cinco Grand Slams,, aunque haya estado en la final de todos ellos. Es fantástico. Estoy muy orgulloso de haberlo logrado, igual que mi equipo. Hemos trabajado muy duro para estar en esta posición y debemos disfrutarlo” destacó con la copa de campeón a su lado. “Hay que saborear cada momento porque estos son los torneos que valoramos, donde todos queremos jugar bien. Sin dudas, durante los últimos 15 meses vengo jugando el mejor tenis de mi vida. Todo está yendo bien a nivel personal. Me convertí en padre, marido, tengo una familia. Estoy en un momento donde todo funciona en armonía. Quiero que siga así”.

En apenas dos torneos de 2015 el serbio ha logrado derrotar a Rafael Nadal, Roger Federer y Andy Murray, poniendo un sello de autoridad ante los tres mayores rivales de su carrera profesional. “Ha sido satisfactorio ver la forma en que he jugado ante todos estos jugadores. Ante Rafa fue al mejor de tres sets, con Andy y Roger en formato de cinco sets” indicó. “En los Grand Slams no te puedes permitir jugar bien durante dos mangas y luego dejarte llevar. Este partido se podría haber ido a cinco sets” indicó el balcánico, cuyo dominio ante la élite se resume en 36 victorias en los últimos 41 partidos ante el top10. “Creo que la experiencia de disputar tanto partidos ante ellos, estar en los grandes escenarios y saber qué hay en juego, conocer la importancia y el valor de estos torneos y pelear por las copas, son factores que ayudan” argumentó. “Quiero mejorar como cualquier otro jugador. No estoy aquí por competir de la misma forma que el año pasado. Siento que soy un mejor tenista. Siempre busco la mejora. No sólo a nivel de juego o técnica, táctica, también mentalmente”.

En Melbourne, la primera gran cima de la temporada, la vigencia de Novak Djokovic al frente del circuito quedó patente.

ATP

Fotografia: Getty images

 

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED