• Juan Martín del Potro y el ejemplo de nunca rendirse

    |

En el mundo de los deportes siempre existirán los campeones sin corona. Esos que a falta de títulos siempre tendrán el reconocimiento de la gente, pase lo que pase. Jugadores que se ganan el corazón del público y que la historia los honrará por motivos más allá de los campeonatos. Juan Martín del Potro sabe de lo que hablamos.

En 2010 la Torre de Tandil vivía uno de sus momentos más dulces desde que su carrera dio inicio. Era cuarto en el ranking de la ATP y su ruta de ascenso parecía inevitable, hasta que aparecieron las lesiones. Esos problemas en las muñecas que años después lo hicieron considerar el retiro.

Pese a iniciar el 2011 en el puesto 258, Juan Martín dio muestras de que su actitud no se rompería a la primera e hizo temporadas realmente plausibles tras regresar de su lesión en la mano derecha, donde llegó a conquistar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y en 2014 se dio el tiempo de recuperar ese cuarto puesto que había dejado pendiente cuatro años antes.

De nueva cuenta en el Top 5 mundial, Delpo aspiraba a seguir subiendo en la clasificación, pero ese mismo 2014 (febrero) volvería a padecer una lesión, ahora en la muñeca izquierda, que lo pondría fuera de las canchas, con un derrumbe hasta el puesto 158 (no jugó el resto de la temporada) y con un golpe de realidad bastante duro. Y aún faltaba lo peor.

18 meses tuvo que padecer la Torre de Tandil con la impotencia de no poder jugar al tenis. Dos cirugías en esa mano (tres en total) fueron las causantes de una ausencia prolongada y que pusieron a prueba el espíritu del argentino. “Me frustraba estar en casa y no veía tenis por televisión porque era algo triste para mí. Yo estuve cerca de dejar el tenis”, confesó Juan Martín.

Pero así como lo hizo en 2010, el nacido en Tandil volvió a resurgir en 2016, poco le importó estar en puesto 1024 y tener que hacer lo impensable meses antes para volver a ser protagonista del deporte blanco.

“Si algo no puedo dejar de hacer es luchar por lo que más quiero, que es jugar al tenis”, dijo el tenista meses antes de regresar a las canchas y siguió al pie de la letra sus propias palabras, al punto de conquistar su segunda presea olímpica, una plata en Río 2016, cuando nadie lo imaginaba. Ni siquiera él mismo.

Ser de los mejores del mundo, lesiones en ambas muñecas, dolor, impotencia, duda, una medalla olímpica, una Copa Davis y la satisfacción de volver a jugar tras más de un año de ausencia ha sido todo lo que Juan Martín del Potro ha padecido en la última década.

Hoy en día, con su lugar 30 en el ranking, Delpo ha demostrado que su legado va más allá de los títulos y de los trofeos que tenga en sus vitrinas. Su importancia en el tenis (y como lección de vida) queda en nunca bajar los brazos, en ser un ejemplo de aquellos a los que les llaman campeón de la gente.

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED