• Kevin Anderson, el maratonista de las canchas

    |

Comenzó a jugar al tenis a los seis años en su Johannesburgo natal pero también le gustaba el atletismo y se destacaba en carreras escolares de 800 metros.

Se formó en los Estados Unidos donde compitió por la Universidad de Illinois siendo campeón de la NCAA en dobles, pero conquistó su primer torneo profesional de singles en el Future F1 en tierras africanas (Botsuana, 2004).  Esta victoria le posibilita ingresar en cuadros de ATP.

Su carrera fue siempre en ascenso. Hasta que en el 2014 da el gran salto cuando logra cuatro victorias con jugadores del Top 5. Al año siguiente ingresa por primera vez en top ten, obtiene su tercer título y derrota a Andy Murray en el US Open llegando, por primera vez, a cuartos de final de un Grand Slam.

En 2016, una lesión en la rodilla izquierda, a comienzos de temporada, lo obligó a una operación y a alejarse del circuito. Descanso que, además, le ayudaría a resolver los problemas en su hombro.

Pero, doce meses después, volvería con todo para la temporada 2017.  Porque llega a la final del US Open logrando estos récords: se convierte en el peor jugador clasificado (32) en llegar a la final (logro que ostentaba Mark Philippoussis); alcanza la hazaña de Cliff Drysdale, el último sudafricano que se había clasificado a la final del US Open (en el 1965); se convirtió en el primer sudafricano en llegar a la final de un Grand Slam desde Kevin Curren en Wimbledon 1985; y, hasta ahora, es el jugador más alto en jugar la final de un ‘majo.

El año último siguió superando los obstáculos: volvió a otra final de Grand Slam (Wimbledon), ganó cinco títulos ATP y escaló al quinto puesto en el escalafón mundial, redondeando su mejor campaña como profesional.

En Wimbledon, despachó a Roger Federer en un encuentro épico que concluyó con 13-11 en el quinto set (salvó un punto de partido); después, en las semifinales, contra John Isner, gana en 6 horas 36 minutos por 26-24 en el set decisivo, por lo que es el segundo partido más largo en la historia del tenis después del Isner-Mahut (2010) pero, el más largo en la historia de una semifinal de Grand Slam.

Se distiende con la  guitarra y es fanático de la banda de rock británica Dire Straits y de Mark Knopfler.

Anderson está casado con su novia de la universidad, la golfista Kelsey O’Neal y han comprado una casa en Delray Beach, Florida. Es un residente permanente de los Estados Unidos.

Ellos, junto al ex entrenador GD Jones lanzaron un sitio web de instrucción de tenis en junio de 2016 titulado Realife Tennis. El sitio ofrece consejos prácticos y de estilo de vida de viajar por el mundo jugando al tenis, así como cursos para mejorar el juego de tenis.

Su carrera no se detiene.

CONTACTO

info@abiertomexicanodetenis.com

TAQUILLA ARCOS BOSQUES

P. de los Tamarindos 400 A,
B. de las Lomas, C.P. 05120,
Cuajimalpa, CDMX.
+52 (55) 2167 3055


© ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED