25 Febrero - 2 Marzo 2019

Después de 118 años de gloriosa historia, la Copa Davis ha llegado a su fin, al menos en el formato tradicional. Croacia, de la mano de Marin Cilic, será recordado como el último país  que conquistó la antigua Ensaladera de Plata al adjudicase en el cuarto y definitivo punto de la final ante Francia frente a Lucas Pouille (7-6 (3), 6-3, 6-3), un éxito que de alguna forma les permitió “cobrar revancha” ante los franceses tras la final del Mundial de futbol en Rusia, pero sobre todo, les permite olvidar la decepción ocurrida hace dos años en Zagreb ante Argentina.

La noche del 27 de noviembre de 2016, Cilic cedía, después de adelantarse dos sets a cero, el cuarto punto de la última eliminatoria frente a un colosal Juan Martín del Potro, después de haber dado los otros dos puntos a un combinado balcánico que dominaba por 2-1 tras sus victorias en el primer individual del viernes y en dobles. Federico Delbonis, tras superar a un desmotivado Ivo Karlovic, culminaba la remontada y le daba a la albiceleste su primera Copa Davis.

Dos años después, el nacido en Medugorje (Bosnia) y actual número siete del mundo, pudo redimirse en el Estadio Pierre Mauroy de Lille y no dio opción a Pouille, el jugador con mejor ranking del equipo francés y elegido en el último momento por Yannick Noah para abrir la jornada de domingo en lugar de Jeremy Chardy.

Aun así, Cilic tuvo que emplearse a fondo en un primer set en el que desperdició las dos oportunidades de quiebre que tuvo. La igualdad obligó a la disputa del tie-break, donde el croata se mostró más sólido para tomar ventaja en el marcador.

El número uno de Croacia fue ganando confianza y poco a poco impuso condiciones para dictar el ritmo del partido y la eliminatoria.

Quebrando en el sexto juego del segundo parcial, Cilic apagó los ánimos de los locales y encendió la euforia del pequeño sector de aficionados balcánicos que se dieron cita en Lille, incluyendo a la presidenta Kolinda Grabar-Kitarović.

El sabor a gloria incrementó después de que el balcánico quebró el servicio de su rival en el quinto juego del tercer parcial. En el noveno y con Cilic al servicio, el francés Pouille salvó dos “match points”, pero el líder croata, con un extraordinario globo, culminó la obra.

Trece años después de su primera Ensaladera donde los protagonistas fueron Ivan Ljubicic y Mario Ancic, Croacia volvía a coronarse campeón de la Copa Davis con Cilic y Borna Coric como principales actores.

Igualando a Rusia como países con dos Ensaladeras entre sus vitrinas, Croacia escribe el último capítulo del antiguo formato de la Copa Davis, ya que a partir de 2019 y con mucha polémica a su alrededor, el “Mundial del Tenis” se disputará durante una única semana en noviembre sobre las pistas de Madrid, donde se reunirán las 18 mejores naciones.

Rafael Nadal, un héroe por derecho propio

Ya había dado los primeros avisos, pero fue en la primavera de 2005 cuando Rafael Nadal dejó en claro que…

Ver más