Hoy en día, el tenis está muy fragmentado a nivel profesional y enfrenta considerables desafíos en participación general en todo el mundo. En la mayoría de los mercados desarrollados, la participación tenística ha disminuido, la cantidad de jugadores en el mercado más grande, el de los Estados Unidos, cayó de 30 millones a principios de los 80 a 18,6 millones en 2016, y las ventas de equipamiento tenístico están decreciendo año tras año. Canadá es uno de los pocos países desarrollados en los cuales la participación tenística ha aumentado significativamente en los últimos 10 años. La menor participación, obviamente, causa un efecto dominó sobre la industria del tenis y sobre la cantidad de personas que miran el tenis del circuito profesional; esto es muy evidente en algunos de los actuales torneos de la ATP y de la WTA.

¿Qué es un deporte saludable?

Un deporte saludable es aquél en el cual muchas personas juegan competitivamente o por diversión, en todos los niveles, especialmente, en el nivel recreativo. Dado que muchos juegan y se divierten haciéndolo, quieren comprar cosas (entrenamiento y equipamiento) que les ayuden para jugar mejor, y quieren mirar el deporte bien jugado por los mejores profesionales, tanto en la TV como  en vivo. Bastante sencillo realmente.

Las DIEZ grandes ideas

Me gustaría compartir 10 propuestas relacionadas con las 5 áreas mostradas debajo, que creo, pueden marcar una diferencia en el tenis, desde el jugador profesional/alto rendimiento hasta el jugador recreativo de nivel club.

  • Tenis profesional
  • Tenis Junior Internacional
  • Eventos ITF, incluyendo Copa Davis y Fed Cup
  • Aumentar la participación tenística en el mundo entero.
  • Trabajar conjuntamente para el bien del juego

Cada área se publicará en Elite Tennis, en partes, durante las dos próximas  semanas, comenzando hoy, con 3 propuestas para el tenis profesional.

“El Tenis Profesional Avanza”

1. Introducir un  “CORTE” en los eventos de tenis profesional

Los últimos días de un torneo profesional suelen ser un poco muertos, y el día de la final es el menos activo de todos.  Si la final no es emocionante, el día puede ser una decepción para los fanáticos presentes. Estos fanáticos del tenis compran los billetes para los últimos días con la esperanza de ver jugar a sus jugadores favoritos, pero con frecuencia resulta que éstos no llegan a las finales por haber perdido antes.  Imaginemos si los eventos profesionales introdujeran un corte como en el golf, en el cual, todos los jugadores que llegasen a los cuartos de final continuaran jugando el resto del torneo. El último día del torneo habría una final que sería el partido exhibición, pero también habrá eliminatorias por el 3° y 4°, 5° y 6° y 7° y 8° puestos, y los puntos y los premios en efectivo para cada uno de ellos  serían diferentes, por lo tanto, estos partidos serían competitivos.

Tener a los 8 finalistas jugando durante los días finales sería positivo en muchos aspectos (inclusive para los auspiciantes y para la TV, que podrían planificar iniciativas promocionales. Los partidos eliminatorios podrían jugarse a 2 sets y una muerte súbita para campeonato, en lugar de un set final completo, para que sea menos exigente para los jugadores. Si consideramos las exigencias físicas de los jugadores, recordemos que todos ellos entran en un cuadro de torneo con la esperanza de jugar 6 partidos y alcanzar la final. Si el ganador y el finalista pueden jugar 6 partidos, ¿por qué no los otros cuartofinalistas? Con seguridad, esto despertaría un interés considerable por los actuales eventos de la ATP y la WTA y generaría potencialmente más ingresos para los eventos que están ahora perdiendo dinero. Pero a nivel Grand Slam, una eliminatoria por el 3er puesto, ¿no significaría algo?  Realmente, en los Juegos Olímpicos, sí, significa algo.

2. Crear circuitos regionales para el nivel de ingreso al circuito profesional

La ITF está planificando lanzar un nuevo circuito de transición para el nivel de ingreso al circuito profesional de tenis en 2019. Éste es, potencialmente, el cambio más importante en el tenis profesional en 40 años, e implica una posibilidad de cambiar la forma de organizar el tenis en este nivel. El formato que intenta implementar la ITF se parece al que existía anteriormente  (sin puntos ATP y WTA ). Es aún un circuito mundial, con una clasificación mundial y continuará alentando a los jugadores a viajar lo mismo y ofrecerá los mismos niveles de premios en efectivo de $15,000 y cuadros de 32. Los jugadores de este nivel tendrán costos similares a los anteriores sin posibilidad de ganar dinero extra, que fue uno de los objetivos originales del cambio. Creo que el “nuevo circuito” propuesto  dificultaría más a los países en Desarrollo del Tenis lograr un gran avance en el futuro. Entonces, ¿cuál es la parte positiva?

Creo que el Tenis debería aprender del golf y de sus circuitos regionales, dando a los mejores jugadores, finalmente, una posibilidad de ascender hacia el circuito profesional principal. Podría haber fácilmente 3 circuitos regionales:

  • Un Circuito Panamericano ITF
  • UN Circuito Euro Africano ITF
  • Un Circuito  Oceanía Pacifico ITF.

Los mejores jugadores de cada circuito podrían así lograr su “tarjeta” para jugar en el circuito profesional el año siguiente. Según my experiencia en Desarrollo de la ITF, tengo la seguridad de que estos circuitos atraerían a muchos auspiciantes, ya que ellos hoy en día prefieren auspiciar a nivel regional, y cada vez es más y más difícil encontrar auspiciantes mundiales. Según mi experiencia actual con el tenis Asiático, creo que un circuito Asia Pacífico sería muy bien recibido por los auspiciantes.

Una de las ideas de cambiar el circuito de ingreso es facilitar a los jugadores la forma de ganarse la vida, o como mínimo la de cubrir sus gastos. ¿Cómo ayudaría el circuito de transición propuesto para que los jugadores ganen más dinero? ¿Qué pasa si organizamos estos torneos de  $15,000 con cuadro principal de 16 jugadores y con 32 jugadores en la clasificación? ¿Qué pasaría? Este cambio, automáticamente duplicaría los premios en efectivo para los mejores jugadores participantes, y como los eventos se jugarían en 4 días y los jugadores estarían jugando 6 eventos al mes, las ganancias potenciales para los mejores se triplicarían. También los países tendrían menos gastos de alojamiento. Sería más fácil promover a los mejores jugadores dentro de los circuitos regionales, y algunos podrían lograr el “estrellato” en sus regiones. Estar clasificado número 10 en Asia Pacífico suena mucho mejor que ser número 220 en la Clasificación Mundial. Los circuitos regionales incidirían ´en el número de tenistas  profesionales que viven una buena vida, que según creo, son unos 400 hombres y mujeres. Es desalentador que un jugador número 200 del ranking ATP/WTA, que ha sacrificado tanto en su vida para lograr ser uno de los mejores deportistas, pierda dinero.

3. Alentar a los mejores jugadores a jugar dobles más frecuentemente

El dobles es una excelente parte del tenis. No hace demasiado tiempo que los mejores profesionales, hombres y mujeres, jugaban dobles, y se exhibían con éxito en los eventos profesionales de más alto nivel. El dobles se ha dejado un poco de lado en el tenis profesional de hoy en día. Esto queda en evidencia en las finales de dobles de un Grand Slam, se juegan el viernes a la mañana, y en un estadio semi-vacío.

Los libros de historia del tenis miden el lugar de un jugador según su éxito en los Grand Slams, Copa Davis, Fed Cup y los Juegos Olímpicos. Si ganas un Grand Slam en dobles, estás en los libros de historia. Hay muchos ejemplos de los mejores jugadores de individuales de las dos últimas décadas que tuvieron un éxito considerable en individuales, pero como rara vez jugaban dobles, nunca ganaron un grand Slam en esa categoría. Tim Henman es un buen ejemplo de ello. Fue un gran jugador y estuvo clasificado entre los 4 mejores, hizo semifinales en 3 de los Slams, pero nunca ganó un Grand Slam en dobles, a pesar de ser un buen doblista y de ganar la medalla de plata en dobles en los Juegos Olímpicos de Atlanta.  Comparemos con Sonya Mirza y Leander Paes que están en los libros de records como múltiples campeones de dobles en Grand Slams. Jean Julian Rojer, de Antillas Holandesas, a quien vi jugar por primera vez en Jamaica en un evento del Caribe financiado por la ITF a la edad de 12 años, está en el libro de los Records como dos veces campeón de dobles en Grand Slam.

En el juego de las mujeres, las mejores jugadoras aún juegan dobles, las hermanas Williams han demostrado que es posible triunfar en ambos eventos, en el juego femenino.  Pero la participación de las mejores jugadoras de individuales en los dobles femeninos está decreciendo. Obviamente, para que el dobles sea pertinente en el tenis profesional moderno debe atraer y motivar a más de los mejores para que jueguen más frecuentemente. Tengo 3 ideas que creo pueden contribuir:

Introducir una clasificación combinada para individuales y dobles

Sé que muchos dirán que no es viable; no estoy de acuerdo. Comenzaré compartiendo mi experiencia con Tenis Junior Internacional que supervisé para la ITF entre 1997 y 2015.  En 2004, Marcos Baghdadis estaba clasificado número uno en individuales y número 600 en dobles. En ese momento, la mayoría de los mejores juniors no jugaba dobles en el más alto nivel internacional de menores de 18 años.  Esto impactaba a lo largo de todos los niveles nacionales, hasta los menores de 12 años, y los niños de esas edades declaraban “¡Yo no juego dobles!”. Esto no era bueno para el juego. El Departamento de Desarrollo recibió la aprobación del ex- presidente  Francesco Ricci Bitti para cambiar el ranking el año siguiente y hacerlo combinado, contando los resultados de individuales un 75%, y 25% los resultados de dobles. Funcionó bien. Todos los mejores juniors se comprometieron inmediatamente a jugar dobles, y esto produjo un efecto cascada en todos los niveles de Junior Tennis nacional, y se comenzó a utilizar un ranking combinado en Junior Tennis en todos los países.  

A nivel profesional, sugeriría que la  relación 85% para resultados de individuales y 15% para los de dobles sería un buen inicio.  Los mejores 10 jugadores de individuales no jugarían todo el tiempo, a menos que estuvieren tratando de clasificar para los eventos de fin de año, pero yo, motivaría a los jugadores que estén entre el puesto 10 y el 100 a jugar más dobles.

Comenzar los Dobles de los Grand Slams la segunda semana  

¿Por qué no empezar los dobles la segunda semana de los Grand Slams y permitir la inscripción el sábado intermedio? Esto permitiría la participación de aquellos jugadores que ya hayan perdido en individuales. Además, en la segunda semana de Grand Slam habría buenos partidos de dobles para mirar en las otras canchas, cuando hay menos individuales. De este modo, se mostraría mejor esta parte del tenis.  Un problema potencial sería la cantidad de canchas disponibles en la segunda semana, pero se podría solucionar fácilmente pasando el inicio de los eventos Senior y Junior a la primera semana.

Proporcionar un premio de fin de año para dobles que esté vinculado con los resultados de individuales y dobles

Ofrecer un premio a fin de año para el jugador/ jugadora que obtenga los mejores resultados combinados de individuales y dobles  Es interesante destacar que el último jugador que obtuvo los dos títulos de individuales y dobles masculinos en un Grand Slam fue Lleyton Hewitt, quien ganó en dobles en el Abierto de los Estados Unidos en 2000 y en individuales, tanto en el Abierto de los Estados Unidos como en Wimbledon en 2001 y 2002.

Publicado originalmente en EliteTennis, ‘State of the Game’ es una serie de 5 artículos escritos por Dave Miley, ex Director de Desarrollo de la ITF. De los 25 años que trabajó en ITF, Miley se hizo cargo del Departamento de Desarrollo de ITF durante 17, y sus responsabilidades fueron muy amplias, incluyendo Tenis para Juniors, Tenis Senior, Tenis en Silla de Ruedas, Técnica y Antidopaje. También tuvo a su cargo la supervisión de los programas ITF/Grand Slam, financiados conjuntamente para el desarrollo mundial y con actividades para los jugadores de alto rendimiento. Estuvo también siempre involucrado con la Campaña Tennis Play and Stay de la ITF, y con el cambio de reglas para el tenis de los menores de 10 años, aprobado en 2010. Es, además, autor de 7 libros de entrenamiento. Durante sus años en la ITF, viajó a más de 140 países; pocas personas conocen el tenis a nivel mundial tan bien como Dave.

WTA Finals, la última gran batalla del tenis femenino

La fotografía utilizada para este artículo muestra a la jugadora que partirá como favorita para las WTA Finals 2018, Caroline…

Ver más