Francisco Clavet, el español que destapó los títulos para España en el AMT

– Clavet conquistó el título en 1997 luego de jugar tres semifinales contra el austriaco Thomas Muster

Ciudad de México, 25 noviembre.- Antes de que Rafael Nadal y David Ferrer, lograran el récord de cuatro títulos cada uno en el Abierto Mexicano Telcel, y Carlos Moyá y Nicolás Almagro, conquistaran dos cada uno, su compatriota Francisco Clavet González, conocido también como Pato Clavet, fue el encargado de destapar los títulos para España al conquistar la quinta edición del Abierto Mexicano Telcel en 1997.

Clavet, nacido en Aranjuez, Madrid, en 1968, tuvo que esperar pacientemente mientras el austriaco Thomas Muster ganaba cuatro títulos en fila, entre 1993 y 1996. En aquel entonces, el torneo se jugaba en los 2240 metros de altura de la Ciudad de México, sede en la que finalmente logró ganar el trofeo después de varios intentos. Si bien los recuerdos que atesora de ese título son alegres, su llegada a la capital, en aquellos años no fue muy grata para Pato, quien llegó a ocupar el No. 18 del ránking ATP en julio de 1992.

“El primer recuerdo que tengo del torneo en realidad no es en Acapulco, si no en México D.F., que era donde originalmente se organizaba el torneo, y tengo que admitir que, la verdad, no fue muy positivo”, contó Clavet para la página del torneo. Explicó que la altura de la ciudad, el ‘jetlag’ que traía, y la contaminación de capital, fueron factores que le jugaron en contra y por lo que juró no regresaría al torneo.

“Debido a la polución que había el primer día que fuimos a entrenar, la altura y el viaje me dio una ‘pájara’ enorme, y prometí que no volvería a jugarlo jamás. Evidentemente me tuve que comer mis palabras”, recordó con simpatía.

Apuntó que en su varias visitas a México jugó tres semifinales seguidas contra Muster “y el cuarto año que ya no jugó él, tuve la suerte y la gran alegría de ganar el torneo”, al superar en la final a su compatriota Juan Albert Viloca. Luego, ya cuando el torneo se trasladó a Acapulco, Clavet dijo que lo que le dejó una gran impresión fue el complejo hotelero y deportivo donde se celebraba.

“Ya me sentía mucho más cómodo y relajado que en cualquier otro torneo. El entorno y la gente me hacían sentir feliz y positivo cuando jugaba”, expuso Clavet, quien jugó profesionalmente de 1988 a 2003. “Realmente fue un torneo en el que siempre me sentí muy a gusto jugando, muy querido por la gente, y dentro de un marco incomparable. No se puede pedir más”, expusó.

Respecto a los 30 años de historia del torneo, de los que él forma parte, Clavet dijo que indican “que es un torneo de un grandísimo prestigio, que encanta a los jugadores y espectadores, y sobre todo que, no sólo han hecho las cosas muy bien, si no que se han ido superando cada año para conseguir estar en el Top de los torneos de la ATP”.

A la afición mexicana, el español la calificó como “unos grandes entendidos del tenis y disfrutan con pasión del torneo”, además les agradeció “de corazón, el cariño con el que me siempre me han acogido, y que sigan acudiendo, disfrutando y cuidando el torneo que tienen, porque es una joya”.

En su carrera profesional, que transcurrió de 1988 a 2003, Clavet ganó ocho títulos individuales y alcanzó las semifinales del Masters 1000 de Indian Wells en 1992 y el Masters de Miami en 1999. En el 2003, su año de retiro, inició como entrenador y gustaba de visitar Acapulco y jugar el Abierto Mexicano Telcel junto a tenistas como Feliciano López, Thomaz Bellucci, Alejandro Falla y Santiago Giraldo.

Acapulco tiene un sitio especial en el corazón de Juan Ignacio Chela

  • El argentino ganó dos veces el título en Acapulco y llegó a ser el No. 15 del mundo en 2004

Ciudad de México, 14 de noviembre.- Para el argentino Juan Ignacio Chela la palabra México significa su primer título como profesional y su entrada al Top-100 en el año 2000, recuerdos que hacen que el torneo nacional tenga un sitio especial en el corazón del ahora entrenador y presentador de televisión.

A pesar de la altura de la Ciudad de México de 2.240 mts, el Abierto Mexicano representaba una posibilidad de jugar “como en casa” para los tenistas latinoamericanos, entre ellos los argentinos.Con la arcilla como superficie de juego, los especialistas en esas condiciones eran los españoles y los argentinos. Si bien Chela en aquel momento no estaba entre los favoritos ya que era el 130 del mundo, tenía la posibilidad y luchó por ella.

“Mi primer recuerdo del Abierto Mexicano es del año 2000 que fue la primera vez que fui a jugarlo y tengo un gran recuerdo para toda la vida porque fui a jugar la quali, logré la clasificación y terminé ganando el torneo”, recordó Chela para el torneo. Con ese título y los puntos obtenidos por primera vez se metió al Top 100. “Terminé creo que en el lugar 73 más o menos y es por eso que siempre lo tengo presente y muy guardado en mi corazón, porque fue mi primer título y después vino otra final y otro título (en 2007) y por eso es uno de mis torneos preferidos, sin duda”, dijo el argentino a casi 10 años de su retiro, el 3 de diciembre de 2012.

Chela, ahora con 43 años, fue uno de los constantes en Acapulco y de los principales animadores ya que su relación con la afición siempre fue buena y la recuerda con cierta simpatía debido a su apellido “A mí me apoyaban bastante porque me apellido Chela y en México le llaman así a la cerveza, entonces a muchos les divertía eso y me alentaban”.

Precisamente esa relación es la que extraña el argentino y también extraña jugar en México “Espero que los aficionados sigan yendo al torneo y apoyando el tenis, que es un deporte increíble, porque con su apoyo lo hacen más lindo”. Sobre lo que más le gusto del torneo al nacido en Ciudad Evita, Argentina, mencionó que “los partidos siempre empezaban tarde” y los jugadores durante el día “podía disfrutar de todas las instalaciones, de la playa, de las piletas (albercas), de todo lo que ofrece el destino que siempre es impresionante y espectacular”.

También recordó, “a la hora de competir se generaba un ambiente que no tiene nada que envidiarle a los torneos más grandes del mundo porque siempre hay mucha gente y les encanta el tenis y siempre van a apoyar a todos los jugadores, eso te da muchas ganas de competir y jugar en Acapulco”.

Chela, quien en 2004 alcanzó su mejor posición en el ránking al llegar al No. 15 del ránking ATP, felicita a los organizadores del AMT “Que un torneo de tenis cumpla 30 años demuestra que es un gran evento y el profesionalismo y el éxito que tiene es por toda la gente que trabaja detrás y por lo bien que se hacen las cosas”.

El argentino, quien conquistó 2 títulos ATP 500, 4 ATP 250, y 9 ATP Challengers en su carrera, concluyó revelando que entre los jugadores argentinos y algunos en el tour “siempre poníamos a Acapulco como prioridad en nuestro calendario, por el ambiente del torneo, por el lugar, las instalaciones, la organización y por lo bien que uno se siente cada vez que va, así que sin duda es uno de los mejores torneos de su categoría (Open 500) en del año”. 

¿Cuánto ha repartido en premios el AMT históricamente?

  • La bolsa de premios del Abierto Mexicano Telcel ha evolucionado a lo largo de 30 años hasta incrementar su valor a más de 2 millones de dólares

Ciudad de México, 10 de noviembre .- Las bolsas de premios monetarios son pilares de los torneos de tenis del Tour de la ATP y WTA, pues se pueden traducir en lo que son las ganancias de los jugadores que dependiendo a que ronda lleguen en cada competición reciben un pago. 

A lo largo de 30 años, el Abierto Mexicano Telcel ha podido presumir un importante salto económico gracias tanto a su evolución de categoría, como por el apoyo de sus distintos patrocinadores. 

De repartir 300 mil dólares en 1993, para 2022 se destacó con una bolsa de 1,832,890 dólares, donde el campeón, Rafael Nadal, se adjudicó 314,455 dólares, mientras que los tenistas en primera ronda se llevaron 13,090 dólares.

En 1993 el torneo se estrenó en la capital mexicana como el primer ATP en América Latina y en la entonces categoría de Serie Mundial y para 1994 incrementó su compromiso financiero a 325 mil dólares. Un año después sumaron otros cinco mil dólares, monto que se mantuvo hasta 1997, ya que para 1998 con la llegada de Grupo Pegaso a la administración se incrementó la bolsa a 340 mil dólares.

Si bien en 1999 no hubo edición, el AMT logró uno de sus mayores saltos monetarios para la edición del 2000 al repartir 800 mil dólares ya que también subió a la categoría International Series Gold del ATP Tour. Además se llevó a cabo un torneo de exhibición de mujeres, como prueba para la llegada de la WTA a partir de 2001 junto con la mudanza a Acapulco.

En aquella histórica edición la bolsa que se repartió fue también de 800 mil dólares para el torneo de hombres y 170 mil para mujeres. Estos montos se mantuvieron hasta 2004. 

Para 2005 hubo una reducción a 690 mil dólares por dos años y para 2007 volvió a aumentar a 794 mil dólares. Para 2009, cuando el Abierto Mexicano Telcel subió una vez más de categoría a ATP 500 y sumó el WTA International Tournaments, la bolsa se incrementó hasta 1,226,500 dólares.

En 2010 y 2014 fue de 1,350,500 dólares y para 2015 superó el millón 450 mil dólares, con 1,2 millones de dólares para el torneo de hombres y 220 mil dólares para el de mujeres. 

En 2016 se mantuvo la misma cifra y para 2017 volvió a incrementar su bolsa a 2,015,615 dólares con 1,7 millones para los jugadores. En 2020 los premios subieron hasta 2,845,000 dólares, de los cuáles 372,785 dólares se fueron para el campeón. Mientras que la WTA, que tuvo su última aparición en Acapulco, repartió 251,750 dólares.

SUSCRÍBETE A NUESTRO Newsletter

Entérate de todo antes que nadie, únete a la celebración de éste 30 aniversario.


    CONTACTO

    info@abiertomexicanodetenis.com

    TAQUILLA ARCOS BOSQUES

    P. de los Tamarindos 400 A,
    B. de las Lomas, C.P. 05120,
    Cuajimalpa, CDMX.
    +52 (55) 2167 3055


    © ABIERTO MEXICANO DE TENIS. ALL RIGHTS RESERVED